top of page

Cómo llevar un diario de reflexión personal

Actualizado: 8 oct 2023

Un viaje a través de tus pensamientos y emociones

Cada vez son más los gurús del bienestar que nos invitan a escribir un diario de reflexión personal como método de autoayuda y/o bienestar. Y no van mal encaminados… Escribir a diario tiene muchos beneficios para la salud mental y emocional.


Diario de relfexión
Diario de relfexión

¿Has llevado un diario alguna vez en tu vida?

Yo, la verdad que sí… Y muchos. En “mi casa” guardo todos los diarios que he escrito desde niña… Creo que debe haber unos 7 u 8.


La primera vez que descubrí un diario creo que debía tener unos 10 años. Estaba en casa de mis abuelos, cotilleando por los cajones cuando descubrí el diario de mi madre. No estaba escrito, pero me fascinó muchísimo el hecho de que tuviera un candado dorado, con una pequeñita llave que lo abría. Recuerdo muy bien que tenía las cubiertas de piel roja, y los bordes de las páginas eran dorados. Se me figuró algo mágico que esperaba ser escrito. Ese fue mi primer diario. Y desde ahí ha habido muchísimos.


Escribirlo, sin embargo, no es fácil… Siempre parece haber cosas más importantes que hacer que escribir lo que nos ha pasado en el día, o lo que no nos ha pasado. Escribir un diario es una herramienta en introspección y relajación súper potente, y aquí te presento una serie de pasos para poder hacerlo día a día.


Paso 1.

Vete a tu papelería o librería favorita y escoge un diario que te guste estéticamente. Tócalo, ábrelo, huélelo y elije uno que vaya contigo.

Hay personas que escriben du diario en el ordenador, pero yo siempre recomiendo el papel, el cuaderno de toda la vida, porque no se trata sólo de escribir, sino de crear un momento especial, de calma y reflexión.


Paso 2.

Elige el momento del día adecuado para ti

Escribir en un diario en un momento adecuado del día o de la noche es clave, y es importante mantenerlo, porque sólo así podemos crear un hábito. Yo lo hago por la mañana, cuando me levanto y me estoy tomando el café. Durante unos 10 minutos escribo sobre lo que pasó el día anterior, desde una perspectiva un poco más desapegada a las emociones que tenía en el momento o el día en que sucedieron las cosas. Otra razón por la que escribo por la mañana es para poder anotar mis sueños, si es que me acuerdo de ellos. Te sorprendería darte cuenta de lo premonitorios que pueden llegar a ser…


Paso 3.

Escribe, aunque no haya pasado nada “importante”.

A veces es normal pensar: “Meh… hoy no escribo porque ayer no pasó nada relevante”.

Error

Escribe lo que sea, lo que soñaste, lo que hubieses querido que pasara y no pasó, lo que sea. Si realmente no se te ocurre nada, aquí te van dos ideas:

- Escribe 2 ó 3 cosas por las que te sientas agradecid@ en tu vida.

- Si te gusta el tarot, saca una carta y escribe sobre qué te sugiere y cómo se relaciona con tu vida.


La finalidad de un diario (a menos que te propongas escribir tus memorias para tus hijos o para publicarlas en algún lugar con la esperanza de convertirte en un Best-Seller) es vaciar tu mente y dejarla correr libremente. No hay nada que censurar, reescribir, cambiar. No se trata de lograr la perfección. Esta práctica es realmente solo para ti.

Σχόλια


bottom of page